Pintura Española del Siglo XX

Pintura Española del siglo XX

La pintura española del siglo XX viene marcada por distintas corrientes artísticas que estabelcieron la diferencia con lo anteriormente establecido. El Surrealismo, el Cubismo o el Modernismo, transformaron la concepción que teníamos del arte hasta ese momento para enseñarnos que el arte puede ser interpretado de muchas formas.

Es una época, además, de grandes artistas, quizás los que mayor proyección internacional han tenido hasta la fecha. Y es que estamos hablando de pintores como Sorolla, Picasso, Juan Gris, Dalí o Miró. Artistas que han traspasado nuestras fronteras y han hecho de España un lugar de referencia obligada en cuanto a arte se refiere.

Surrealismo

El Surrealismo surgió en Francia y es el arte de transformar y enriquecer el arte hasta límites insospechados. Según su creador, André Breton, el Surrealismo “Es una manera de expresar el funcionamiento real del pensamiento.”

Aquí en España caló enseguida y nos dejó artistas como Dalí, Joan Miró, Antonio Saura e incluso el mismo Picasso.

Cubismo

El Cubismo, también nacido en Francia, estuvo encabezado, sobre todo, por Juan Gris, Robert Delaunay o Picasso. Rompe totalmente con la perspectiva tradicional expresándose a través de formas geométricas con un resultado de difícil comprensión. El primer cuadro cubista de la historia fue Las señoritas de Aviñón de Picasso.

Modernismo

El Modernismo es un arte joven, nuevo, libre, que rompe con todo lo que había anteriormente. Sus características principales son la sensualidad y el erotismo, motivos exóticos, imagen femenina grácil y delicada, inspiración en la naturaleza y uso de líneas curvas y asimetría.

En España destacaron pintores como Santiago Rusiñol, Joaquín Sorolla o Ramón Casas. Fuera de aquí, quizás el más conocido sea Gustave Klimt.

En Subastas Darley nos hemos decantado por la pintura valenciana del siglo XX, sobre todo, aunque también tenemos obras de diversos pintores del resto de España.

El Brujo en la playa de Juan García Ripollés

El Brujo en la playa de Juan García Ripollés

Si quieres conocerlas y conocer algo más acerca de los artistas, lo único que tienes que hacer es entrar en www.subastasdarley.com. Te esperamos.

Técnicas pictóricas

Técnicas del arte pictórico

El Arte pictórico es un mundo cambiante en el que prácticamente todo vale para plasmar los sentimientos de un artista. Pero si se quiere que la obra permanezca a lo largo del tiempo hay unas técnicas que son imprescindibles de conocer para su perdurabilidad.

Las técnicas son muchas pero las más conocidas son las que vamos a decir a continuación. Por decirlo de alguna manera, son las más imprescindibles de conocer.

Acuarela

La Acuarela es por todos conocidos ya que desde nuestra niñez ha sido parte de nuestra educación artística y plástica. Pero ¿en qué consiste?

Se trata de un pigmento molido y aglutinado con otros en goma arábiga (miel, glicerina, baba de caracol…). Para su uso es necesario utilizar mucha agua para diluirla. Al tratarse de una técnica muy acuosa, el artista que lo utilice debe ser seguro, con trazos firmes y espontáneo en su ejecución.

Óleo

El Óleo es el que utiliza de aceites para disolver los colores, lo que le confiere a la obra una textura y un brillo diferente, especial. Se puede utilizar en casi cualquier superficie (tela, madera…) y de a la obra unos detalles más nítidos que con cualquiera otra técnica.

Pintura la óleo.

Pintura la óleo.

Pintura pastel

La Pintura al Pastel es una técnica en la que los pasteles son pigmentos en polvo mezclados con mucha goma para conseguir una pasta compacta. Se trata de colores opacos, intensos, difíciles de manejar, ya que se trata de pintura seca.

Pintura al Temple

La denominada Pintura al Temple es una mezcla de pigmentos con un aglutinante formado por aceite, yema de huevo y agua. No permite una gran durabilidad, ya que al secarse, con el tiempo, puede provocar que la pintura se descascarille, aunque lo bueno que tiene es que es muy fácil de retocar.

Gouache

El Gouache o también denominado “color con cuerpo” es una pintura realizada con pigmento poco molido que está mezclado con goma o plástico. Se trata de una pintura densa, opaca, pastosa aunque se puede utilizar en casi cualquier tipo de soporte.

Fresco

Otra de las técnicas más utilizadas es el Fresco. Consiste en un cambio químico ya que los pigmentos mezclados con agua se aplican sobre una masa de arena y cal que debido a las condiciones atmosféricas se cristaliza. Antiguamente se tardaban un par de años en elaborar por lo que no era muy rentable. Normalmente es una técnica propia de lo que llamamos pintura mural.

Tinta China

La conocida como Tinta China es otra de las técnicas que se han utilizado a lo largo de los siglos. Normalmente, es una tinta líquida, aunque a veces la encontramos en forma sólida. Generalmente es utilizado sobre papel y su uso está casi restringido a la caligrafía y el dibujo.

Collage

Por último, nos queda hablar del Collage, una técnica consistente en la mezcla de diversas técnicas a la hora de crear una obra de arte. Las técnicas más utilizadas para realizar un collage son el óleo, la tinta y el gouache.

En Subastas Darley, como ya sabéis, somos unos amantes del arte y por ello en nuestra web podréis encontrar diferente obras de arte con alguna de estas técnicas. Si queréis saber más sólo tenéis que pasaros a visitarnos en www.subastasdarley.com.

Las anécdotas más famosas de algunos pintores

Anécdotas de artistas

Hoy vamos a hacer un post diferente, algo un poco más divertido que el resto. Vamos a contaros las anéctodas más famosas de algunos pintores.

Y es que el arte es diversión también y los artistas más famosos se gastaban su humor propio.

Picasso

Por ejemplo, Picasso. Todos sabemos que tenía un sentido del humor muy especial y que era todo un personaje. En una ocasión en que le visitaron unos amigos, estos le peguntaron bastante sorprendidos, que por qué no tenía ningún cuadro suyo colgado en la casa. Picasso respondió: El problema es que son tan caros que no puedo permitírmelos.

Aunque quizás es más famosa la anécdota en la que estando Picasso tomando el sol en la playa se le acercó un niño preguntándole si podía firmarle un autógrafo y un dibujo en un papel. Picasso, percatándose que el niño no había venido por voluntad propia sino de sus padres (pudiendo así conseguir gratis una obra suya), le dio la vuelta al niño y pintó sobre su espalda desnuda.

Días más tarde, estando con unos amigos, aún se preguntaba si los padres habrían o no lavado ya al niño.

Renoir

Renoir es otro caso de gran sentido del humor. El pintor francés, muy conocido por sus desnudos, respondió a la pregunta de cómo conseguía darle esa sugerencia a los desnudos diciendo que lo único que él hacía era pintar y pintar hasta que le entraban ganas de pellizcar su obra. Así sabía si ya estaban terminadas.

En otra ocasión, un hombre le preguntó que cuál era la moda que más le había gustado pintar en cuanto a vestidos de mujer se refiera. Él contestó: La única que no pasa de moda. El desnudo.

Miguel Ángel

El grandioso Miguel Ángel tampoco se libra.

Cuentan que cuando terminó el David se lo enseñó al papa Alejandro VI a quien no le gustó mucho como le había quedado la nariz, ya que era demasiado grande. Miguel Ángel, pícaro como ningún otro, hizo que tallaba de nuevo la nariz con polvo de mármol. Lo más terrible, es que al papa le encantó la modificación.

Rembrandt

El genio del realismo, Rembrandt, tuvo también muchas anécdotas para contar pero, quizás, la más conocida sea la siguiente.

Un alto cargo de Holanda le encargó un retrato de su persona para poder exhibirlo en su domicilio. Pasados unos días, Rembrandt se lo mostró pero al retratado no le gustó nada lo que veía ya que no le parecía nada realista, así que le pidió al artista que lo retocara para dejarlo como él quería.

Cuatro días después, el alto cargo fue al estudio de Rembrandt a buscar su obra y antes de entrar en la sala donde le esperaba, se percató de que había una moneda en el suelo. Se agachó a cogerla y su cara fue todo un poema cuando se dio cuenta que era un dibujo, que no era real.

Así recogió el retrato que le había realizado Rembrandt sin mirarlo siquiera, ya que comprendió la genialidad del pintor, dándose cuenta de que lo que estaba mal en el cuadro no era culpa del pintor sino del pintado.

Máscaras de la ópera de Beijing.

Uno de los atractivos turísticos de China es tener la suerte de acudir a una representación de la Ópera en Beijing. El colorido, la música, la danza y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia única que merece la pena.

Con más de dos siglos de antigüedad, fue una copia de lo que se llamaba “Huiban”, artes escénicas mucho más antiguas que eran muy populares en China.

El origen de las famosas máscaras viene de las que empleaban los actores que representaban a los dioses en las antiguas danzas de la dinastía Song. Estas máscaras se complementaron con los increíbles maquillajes que hacen que la Ópera de Beijing sea tan diferente y especial.

Su significado no es otro que el de definir el carácter del personaje y le dan un sentido que las expresiones de los actores no consiguen expresar.

Están realizadas en arcilla y, por supuesto, están pintadas a mano, tradición que se sigue desde el siglo XII cuando aparecieron las primeras y, por decirlo de alguna manera, hay cuatro versiones: el Sheng, el Jing, el Dan y el Chou.

El Sheng es el protagonista masculino, el Jing es el joven vigoroso, el Dan es la mujer (normalmente interpretada por hombres) y el Chou es el payaso, el gracioso.

Las máscaras tienen unos colores que van más allá de lo estético, tienen una simbología especial y cada color representa algo diferente. Por ejemplo:

El rojo suele significar coraje y lealtad y lo suelen llevar los personajes que son positivos. El color negro puede significar temeridad, honestidad o poder. El morado, sinceridad y rectitud. El blanco normalmente es para personajes viejos, astutos y crueles aunque también la llevan los personajes de los eunucos para denotar feminidad. Los dorados se reservan para los monstruos y los dioses y quizás sean de los más llamativos.

Gracias a los artistas Mei Lanfang y Cheng Yanqiu, la Ópera de Beijing ha sido mundialmente conocida y nos han dado la oportunidad de conocer, un poco más, lo que significa la cultura y la tradición para los chinos.