Velázquez

¿Quién no conoce a uno de los mejores pintores que ha dado España?

Velázquez fue, es y será uno de los artistas pictóricos más prolíficos, admirados e imitados del mundo y, por ello, debe de tener un lugar destacado en nuestro blog.

Biografía

Su nombre completo era Diego Rodríguez de Silva y Velázquez, hijo de padre portugués y madre sevillana. Y tal y como ocurría en la Andalucía de aquel entonces, adoptó el apellido de la madre, por el que mundialmente es conocido.

Nació un 6 de junio de 1599 en la ciudad de Sevilla y murió, a los 60 años de edad, un 6 de agosto de 1660, en Madrid, la ciudad que le vio triunfar.

Sus primeros veinticuatro años los pasó en su ciudad natal, Sevilla, aprendiendo las técnicas de artistas como Caravaggio y los pintores flamencos y disfrutando de una ciudad, que en esos momentos era la más rica y poblada. De esta época destaca su obra Vieja friendo huevos en la que demostró su maestría como pintor con el sabio uso de la luz y las texturas.

Tras la muerte de Felipe III y con el apoyo del conde-duque de Olivares que quería una corte andaluza, Velázquez pasó a ser pintor de cámara del nuevo rey Felipe IV y a eso dedicó la mayor parte del resto de su vida, a pintar cuadros del rey y su familia.

Durante esta época realizó sus obras El triunfo de Baco, conocido como Los borrachos o El infante Don Carlos.

Sus viajes a Italia

Tras un viaje que realizó Rubens a la corte española, Velázquez se dio cuenta que necesitaba ampliar sus horizontes y conocer la cuna del arte de ese momento, con lo que alentado por el propio Rubens y bajo los auspicios del rey Felipe IV, Velázquez realizó varios viajes a Italia. Allí conoció de primera mano el Renacimiento y se empapó del espíritu artístico que estaba teniendo lugar, pudiendo decir, que a su vuelta a España, comenzó su etapa de madurez.

Gracias a la familia real y al conde-duque de Olivares, Velázquez entró a formar parte de los dos grandes proyectos del momento, la Torre de la Parada, el nuevo pabellón de caza del rey y el Palacio del Buen Retiro.

Su última etapa

En esta última etapa artística de su vida realizó las que probablemente sean sus mejores obras pictóricas, La familia de Felipe IV, comúnmente llamada, Las meninas y Las hilanderas.

Tras un viaje a la frontera francesa acompañando a la infanta María Teresa como aposentador real, Velázquez enfermó de viruela y a su vuelta a Madrid, murió siendo enterrado en la iglesia de San Juan Bautista bajo los honores de caballero de la Orden de Santiago.

Sus obras

Aproximadamente nos quedan unas 125 obras suyas repartidas por todo el mundo, aunque el grosso de las mismas, las que pertenecieron a la casa real, se encuentran en el Museo del Prado donde podemos disfrutar de la increíble capacidad artística de este genio de la pintura.

Algunas de ellas son las que hemos mencionado antes pero no podemos dejar de nombrar La rendición de Breda, La Venus del espejo o La fragua de Vulcano.

Y, aunque en Subastas Darley no tenemos ninguna de sus obras, somos unos apasionados del arte, sobre todo, el español, por lo que si nos visitas podrás encontrar grandes obras de artistas no tan conocidos como Velázquez pero con una calidad artística indiscutible.