José Casanova Luján

Biografía

El pintor José Casanova Luján nació en 1933 en una familia bastante humilde de Valencia y su infancia estuvo marcada por todo lo que rodeó a la Guerra Civil: pobreza, desolación, desarraigo. Su único consuelo era su pequeña caja de lápices de colores con los que dibujaba todo lo que veía cuando salía de su trabajo en un taller de tallaje de madera.

Gracias a su trabajo, a los 10 años pudo comprarse acuarelas y tubos de óleo y a los 13 realizó su primera exposición en la Sala de la Asociación de la Prensa de Valencia, a la que incluso acudió el alcalde de la ciudad.

Gracias a ello tomó la decisión de matricularse en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos en Valencia y de trabajar en el taller de Rafael Vañó Marqués como restaurador, lo que le permitió pulir y mejorar sus técnicas.

Tras ganar varios premios y contraer matrimonio, en 1956, tuvo un tiempo en el que se dedicó exclusivamente a la decoración de abanicos y a pintar de manera comercial y por encargo, cosa que llegó a aborrecer porque le coartaba su arte libre.

Realizaba exposiciones todos los años y la mayor parte de su obra se vendía nada más salir al mercado.

Estilo y obra

De estilos muy variados, lo que más desarrolló fue el realismo, el impresionismo, el romanticismo, etc. y sus temas centrales fueron de carácter histórico y mitológico. También pintó cuadros inspirados en el París costumbrista de finales de siglo, marinas luminosas y nocturnas, otoñales paisajes, grutas infernales… Casi cualquier tema ahondó José Casanova para expresar su alma creativa.

Florero

Florero

Paisaje

Paisaje

Tenía un juego de luces extraordinario, con una aparente facilidad que resultaba increíble de concebir. Además era un artista muy pulcro y que respetaba por encima de todo la belleza en sí misma. Se le podría considerar un poeta de la pintura por la gran sensibilidad que derramaba en cada una de sus obras.

Murió a los 56 años de edad aunque su arte, repartido en sus numerosas obras, ha quedado para siempre impresa.

Según su biógrafo, Pedro Delmonte, “toda su vida le perjudicó, sin duda alguna, su carácter introvertido, tímido, modesto en exceso, pusilánime, sin sentido alguno de su alta valoración, sin decisión para enlazar unas palabras ante la gente”.

En estos momentos, puedes encontrar alguna de sus obras en Subastas Darley.  Sólo tienes que registrarte.

Arte budista en China

Arte budista en China

Hoy ahondamos en el Arte budista en China que supuso un cambio importante en el ámbito religioso, arquitectónico y artístico de la China del siglo VIII.

El Budismo

El budismo llegó a la región de China en el siglo I y posteriormente en el siglo VIII conviviendo con el taoísmo y el legalismo confuciano. Llegó a través de la Ruta de la Seda con los monjes que la recorrían que establecieron varios lugares de culto a lo largo del camino. Gracias a ello hubo una fusión con la concepción del arte que estaba en ese momento, lo que originó que se realizaran auténticas obras de arte que, a día de hoy, aún podemos contemplar.

Arte budista

Mogao, Yuling y Qianfodong (Mil Budas del Oeste) son claros ejemplos de este arte budista que poco a poco se fue imponiendo en China y que tiene su máxima representación en las esculturas budistas. La ornamentación de las mismas, en grutas, se compone de pinturas murales, en seda y papel y estatuas en arcilla.

Las esculturas de aquella zona son de una gran calidad artística compuestas por representaciones de Buda y bodhisatvas.

Arquitectura

En cuanto a la arquitectura, la máxima expresión budista en China vino de la mano de las grutas, los monasterios y las pagodas, sobre todo de las dos últimas. Gracias a donaciones de particulares, nobles y del propio ejército, los budistas realizaron edificaciones magníficas en las que se integraban la religiosidad con el estudio y la custodia de las escrituras sagradas.

Piedra arenisca, madera y arcilla fueron los elementos utilizados para la realización de estas edificaciones que, por ello, se perdieron en el tiempo y cuyos supervivientes han tenido que ser restaurados en varias ocasiones, por lo que muchas de ellas ya no poseen la esencia de sus orígenes.

La mayoría de esas construcciones eran utilizadas como santuarios budistas que acogían a miles de peregrinos de todas partes y que hizo acopio de cientos de murales para expresar las bases del budismo y ofrecer una visión de su fe a todo aquel que se acercara.

Conclusión

Como en tantas civilizaciones antiguas, la fe extranjera que se impuso en China contribuyó a que el arte se desarrollara con nuevas técnicas pictóricas y escultóricas que cambiaron, de manera radical, la concepción del mismo que hasta ese momento existía.

Gracias a ello, la influencia de la llegada del budismo nos ayuda a comprender cómo funcionaron los procesos intelectuales de las gentes de la zona y cómo se abrió una nueva era de cultura, mucho más variada y rica que en épocas anteriores.

Los Socarrat

Hoy os queremos hablar de algo muy típico de nuestra tierra valenciana: los socarrat.

Los Socarrat son placas hechas de barro cocido típicas de Valencia que sirven para decorar techos, vigas y aleros en los edificios.

Origen

Su origen es medieval y provienen de la corona de Aragón. Los primeros registros nos hablan del siglo XV y son propios, sobre todo, de Valencia, Cataluña, Baleares y Aragón.

Etimológicamente su significado es algo así como chamuscado por los colores amarronados que tienen.

Socarrat con marco de madera

Socarrat con marco de madera

Eran típicas de los edificios públicos y palacetes señoriales de los siglos XV y XVI y se colocaban, normalmente, en los techos en lugar de los artesonados de madera.

Temática

La temática solía cubrir la religión, la fantasía, la mitología, los temas náuticos y, sobre todo, los temas caballerescos y de guerras. Hoy en día sólo se utiliza como ornamento pero en la antigüedad su significado era motivo de culto y supersticioso.

Socarrat de cerámica

Socarrat de cerámica

Los hay de varios tamaños. El pequeño era el que se colocaba a modo de aleros o como frisos en terrazas. Los grandes se utilizaban como entrevigado en los techos de los interiores de las viviendas adquiriendo un gran valor arquitectónico.

Elaboración

En cuanto a su elaboración existen 3 teorías.

La primera de ellas consistía en una capa de engobe que se recubría de caolín y se pintaba luego con manganeso de color negro. La segunda dicen que se le aplicaba a la pieza una mezcla de cal con leche. Y la tercera de ellas, es que era blanco plomo con cal.

Lo que es innegable es que la capa que recubre los socarrats es de cal y que los pigmentos utilizados están hechos de almagra y manganeso y carbón.

Ahora mismo, en Subastas Darley, tenemos un par de piezas muy interesantes que podéis adquirir a precios increibles a través de nuestras subastas. Sólo tenéis que registraros.

Ripollés

Reeditamos el post sobre Juan García Ripollés, uno de nuestras artistas más internacionales. Nacido en 1932 en el pequeño pueblo de Alzira, comenzó muy pronto a demostrar su genialidad artística.

Biografía

Ya a los 12 años tuvo su primer trabajo en una empresa de pintura industrial en la que sintió la llamada artística. A raíz de ahí, comenzó a estudiar por las noches en la escuela de Artes y Oficios de Francisco Ribalta en Castellón.

Persona inquieta donde las haya, Ripo o Beato Ripo, como se le conoce en el mundo artístico, ha vivido en París, Sevilla, Córdoba, Chipiona, Madrid, Cercedilla, Castellón, Veere (Holanda), siempre dejando huella por donde pasa.

Tiene una calle con su nombre en Ribera Alta del Júcar y ha conseguido muchos premios, entre ellos el Premio de las Artes de la Comunidad Valenciana en el año 2000 o la insignia de oro de la ciudad de Alzira.

Trabajos

Ha ilustrado libros, una serie animada dedicada al público infantil llamada The Ripos e incluso un videojuego llamado La pesadilla de Ripollés.

Sus obras han sido expuestas en las mejores galerías y museos de Nueva York, Ámsterdam o Tokio. Además de haber adornado parques y calles en lugares tan distantes como Madrid, Sevilla, Valencia, Lisboa, Venecia, Verona, Hertogenbosch o Beijing.

Pareja

Pareja

Payaso con bolas

Payaso con bolas

Aún hoy en día, Ripo es un artista prolífico cuya imagen es irrepetible por su excentricidad, siempre con un pañuelo en la cabeza y mascando una rama de romero.

 

Escultor, pintor y grabador, su obra es colorista, abstracta y se ha llegado a interpretar como la plasmación de la relación entre la naturaleza, el hombre y el entorno que les rodea.