Murillo

Biografía

Su nombre completo era Bartolomé Esteban Murillo nacido en Sevilla en 1617 y fallecido en 1682. Fue el último de los catorce hijos que tuvieron el barbero Gaspar Esteban y María Pérez Murillo.

Se quedó huérfano a los 9 años y una de sus hermanas, Ana, se hizo cargo de él. Aunque poco se sabe de su infancia, parece ser que se formó en el taller de Juan del Castillo, pariente de su madre y pintor discreto que influenció en las primeras obras de Murillo.

Fue miembro de la Hermandad de la Caridad, la Cofradía del Rosario y la Orden Tercera de San Francisco.

Se casó con Beatriz Cabrera en 1645 y tuvieron nueve hijos, de los cuales sólo cinco sobrevivieron hasta la edad adulta.

Fue uno de los grandes pintores españoles del Barroco que basó su obra en la temática religiosa dándola una sensibilidad que se anticipaba al Rococó.

El Pintor

Su primera obra importante fue después de su boda y consistió en la elaboración de los once lienzos del claustro del convento de San Francisco de Sevilla en los que invirtió tres años y cuya temática se centró en historias de la orden franciscana, haciendo hincapié en la oración y la vida contemplativa, la alegría franciscana o el amor al prójimo.

Fue uno de los trabajos de mayor envergadura que realizó a lo largo de su vida ya que luego se centró en imágenes de gran devoción, encargos, sobre todo, de eclesiásticos. Además, su estilo va cambiando de la oscuridad zurbaranesca a un claroscuro con mayor movilidad. De esta época son obras como la Sagrada Familia del pajarito o la Huida a Egipto.

Murillo fundó una academia de dibujo en Sevilla para que sus alumnos pudieran perfeccionarse en dibujo anatómico con modelos vivos. Durante esa época pintó alguna de sus obras más significativas como el Nacimiento de la Virgen que está pintado en la sobrepuerta de la Capilla de la Concepción Grande de la catedral sevillana.

Llegó después una mala época para el arte ya que la hambruna y un terremoto diezmaron los recursos de la Iglesia. De todas formas, Murillo nunca se quedó sin trabajo ya que sus amigos extranjeros y algunos amigos de las altas esferas de la Iglesia le seguían haciendo encargos como Las bodas de Caná.

Su muerte acaeció en el trabajo. Estaba realizando un encargo en un convento gaditano, en concreto los Desposorios de Santa Catalina, cuando se cayó del andamio, lo que le produjo la hernia que acabó con su vida y su arte. Murió el 3 de abril de 1682.

Su pintura sosegada y amable fue inspiración de muchos artistas barrocos del siglo XVII, sobre todo en la pintura sevillana. Muchos fueron sus discípulos, entre los que destaca Francisco Meneses Osorio, quien completó alguno de sus trabajos inacabados.

Sus obras son un reflejo de su personalidad inteligente, serena, amable y con unos grandes ideales religiosos que supo plasmar a la perfección en sus cuadros, repartidos por todo el mundo y por los museos más importantes como el Museo del Louvre, Museo del Prado, Museo de Bellas Artes de Sevilla, etc.

Picasso

Dentro de unos días, el 25 de octubre, se cumplen 134 años del nacimiento de uno de los genios de la pintura mundial, Pablo Ruíz Picasso.

91 años prolíficos en los que Picasso se convirtió en el pintor del cubismo por excelencia. Más de 2.000 obras entre dibujos, esculturas, cerámicas, grabados, ilustraciones y montajes teatrales avalan su labor prolífica y su gran interés por aprender y crear.

Nació en el número 15 de la Plaza de la Merced de Málaga.

Su nombre completo es Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso (según su certificado de nacimiento) o Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Crispiniano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso (según su partida de bautismo).

Fue el primer hijo de una familia burguesa compuesta por José Ruíz y Blasco, profesor de dibujo en la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, y María Picasso López y tuvo 2 hermanas, Dolores y Concepción.

Sus dotes artísticas no tardaron en salir a la luz y con tan sólo 8 años y a ayuda de su padre pintó El picador amarillo, obra de la que nunca se separaría.

Un par de años después, la familia tuvo que trasladarse a La Coruña por temas laborales, lo que no gustó mucho a Picasso quien decía que “Ni Málaga, ni toros, ni amigos, ni nada de nada” pero allí fue donde realizó su primera exposición con tan sólo 13 años.

En 1895 falleció su hermana Concepción y se volvieron a trasladar por motivos de trabajo, en esta ocasión a Barcelona, donde Picasso ingresó en la Escuela de la Lonja a los 14 años. Picasso decía de sí mismo: “A diferencia de la música, no hay niños prodigios en la pintura. Lo que la gente percibe como genio prematuro es el genio de la infancia. No desaparece gradualmente a medida que envejece. Es posible que ese niño se convierta en un verdadero pintor un día, quizás incluso un gran pintor. Pero tendría que empezar desde el principio. Por lo tanto, por lo que a mí respecta, yo no era un genio. Mis primeros dibujos nunca se han mostrado en una exposición de dibujos infantiles. Me faltaba la torpeza de un niño, su ingenuidad. He hecho dibujos académicos a la edad de siete años, con una precisión de la que me asusto.”

En Barcelona pasó varios años de su vida con algunas escapadas a Málaga antes de trasladarse a Madrid a estudiar en la Academia de San Fernando donde además aprovechó para hacer varias visitas al Museo del Prado para estudiar las obras del Greco.

En 1899 regresó a Barcelona donde hizo amistad con la bohemia modernista de la zona y donde entró en contacto con el pensamiento anarquista que se estaba implantando en Barcelona. Un año después iría a París a ver la Exposición Universal donde se empapó de los grandes artistas impresionistas como Toulouse-Lautrec y conoció al que sería su marchante de obras, Pere Mañach. En esa época y a raíz del suicidio de su amigo Carlos Casagemas, comienza con lo que se ha denominado su etapa azul, dominada por azules y negros y con temática pesimista.

En 1904 se traslada definitivamente a vivir a París donde formó parte de un círculo de artistas de Montmartre y Montparnasse (André Bretón, Guillaume Apollinaire o Gertrude Stein). Aquello parece que le cambió su concepción de ver la vida porque fue entonces cuando dio paso a su etapa rosa a la que pertenece Las señoritas de Avignon y a sus primeros cuadros cubistas.

Allí conoció al primer amor de su vida Fernande Olivier, la cual fue su fuente de inspiración hasta su ruptura en 1912.

En su estancia en Roma en 1917 se enamoró de la que sería su esposa la bailarina rusa Olga Khokhlova con quien volvió una temporada a España y explotó su etapa o periodo duquesa.

El 4 de febrero de 1921 nació su primer hijo, Pablo y se trasladó a Fontainebleau donde tuvo una época muy prolífica con cuadros como Madre e hijo en la orilla del mar o Músicos con máscaras.

Fue esa una época muy feliz en su vida en la que disfrutaba de su mujer e hijo y en la que la crítica alababa sus obras. Quizás eso le animó a unirse a una nueva corriente artística, el surrealismo.

Durante su matrimonio con Olga, conoció a Marie-Thérèse, quien sería su principal inspiración para las sensuales y sugestivas figuras femeninas de sus obras a partir de entonces. Con ella tuvo a su hija Maya.

A partir de 1931 comenzó su incursión en la escultura con obras como Monumento a Apollinaire, Busto de un hombre barbado o Busto de mujer. Y al comienzo de la Guerra Civil Española, fue nombrado director de Museo del Prado.

En el año 1937 se le pidió que colaborara en la creación de un mural para la Exposición Internacional de Paris y él se inspiró en el brutal bombardeo de la localidad de Guernica, lo que originó una de sus mejores obras: Guernica.

Durante ese tiempo tuvo relaciones con la fotógrafa y artista Dora Maar hasta que Picasso se cansó de su carácter y se fue a vivir con Françoise con quien tuvo a Claude y a Paloma. Aunque la felicidad no duró mucho y ya al final de su vida se casó con Jacqueline.

En 1973 murió debido a un edema pulmonar, en su casa de Mougins (Francia).

Su obra ha sido una de las más importantes, ahondando en diferentes temáticas y tocando varias corrientes artísticas. Pero su obra es única e irrepetible.

Historia del Bodegón

Bodegón

El Bodegón o Naturaleza muerta, como también es conocido, en un género pictórico que representa animales, flores y objetos, realizados o no por el hombre que se encuentra determinado en un especio en concreto. Y que transmite sensaciones gracias al uso del cromatismo y la iluminación que se le aplique.

Orígenes

Sus orígenes se remontan a la época de esplendor de los egipcios y ya adornaban hace siglos las tumbas de los faraones, ya que estos creían que los objetos que llevaran al más allá les servirían en la muerte tanto como en la vida.

Los griegos y los romanos también gustaban de representar bodegones como manera de transmitir la vida cotidiana y, gracias a ellos, conocemos de primera mano la variedad de comida que disfrutaban las clases superiores y el estilo de vida que les gustaba. Famoso era Peiraikos, de quien Plinio el Viejo dijo estas palabras: “cuya maestría muy pocos sobrepasan… Pintó tenderetes de zapateros y barberías, asnos, plantas y cosas semejantes, y por esa razón le llamaron el «pintor de los objetos vulgares»; aun así estas obras eran en conjunto deliciosas, y se vendían a precios más altos que las más grandes de muchos otros artistas”.

Edad Media

Olvidado por muchos años, el Bodegón volvió a aparecer en la Edad Media como acompañamiento de las figuras en las obras de temática religiosa y gracias a Jan Van Eyck y a su desarrollo de la pintura al óleo, el Bodegón comenzó a ganar protagonismo en Europa.

Renacimiento

El Renacimiento trajo consigo la liberación de la temática religiosa y se dio un paso más allá en los bodegones dándole un mayor protagonismo. Leonardo Da Vinci y Alberto Durero fueron los precursores de los bodegones de la época interesados, sobre todo, en el estudio de la naturaleza que se vio más extendido con los descubrimientos que se realizaban en el Nuevo Mundo. Uno de los bodegones trampantojo de la época fue “Bodegón con perdiz, guanteletes y flechas de ballesta” de Jacobo de Barbari.

Siglo XVII

El siglo XVII trajo consigo muchas obras importantes de bodegones. De hecho, Caravaggio fue el primer gran pintor de naturalezas muertas, siendo la obra de mayor repercusión “Cesto con frutas”, primer claro ejemplo de bodegón puro. En los Países Bajos fue un género muy utilizado, ya que los artistas estaban limitados en cuanto a temática y esto estaba al alcance de cualquier pintor que se preciara. De hecho, en los Países Bajos se independizó con el nombre de “stilleven” o naturaleza tranquila.

En España su representación fue casi nula ya que no se le daba la importancia que tenían y aunque hay muchos bodegones de esa época no se conocieron ni apreciaron hasta bien entrado el siglo XX. Cabe destacar los que realizó Zurbarán.

Siglo XVIII

El amor por el Rococó en la Europa del siglo XVIII fue una época de esplendor para los bodegones en el que la aristocracia vio en ellos un símbolo del buen gusto dentro de la extravagancia.

En EEUU también comenzó a despuntar de la mano de Charles Willson Peale y su prominente familia de pintores.

Siglos XIX y XX

En el siglo XIX el género del Bodegón decayó en favor de otras temáticas hasta que el Neoclasicismo cayó y la pintura de género y los retratos volvieron a la palestra acompañados del Bodegón con artistas como Goya, Delacroix o Manet.

Luego los impresionistas hicieron acto de presencia llenando de color los bodegones y, aunque inspirándose en la naturaleza, reinventando completamente la concepción de la misma. Pintores importantes de aquella época fueron Monet o Van Gogh.

Desde entonces, el bodegón ha tomado diversas formas y se ha hecho algo muy habitual entre todos los artistas que gustan de experimentar con la denominada naturaleza muerta.

Gauguin con su “Bodegón con girasoles”, Matisse con “Bodegón con berenjenas”, Cézanne, Pablo Picasso, Juan Gris, Georges Braque o Andy Warhol son algunos de ellos.

Claro ejemplo, también son las obras del siglo XIX que Subastas Darley tiene entre sus joyas artísticas al alcance de todo el mundo. Estas son algunas de ellas:

Pilar Camallonga "Bodegon frutas Rojas

Pilar Camallonga “Bodegon frutas Rojas

Melchor Aracil Gallego "Bodegon

Melchor Aracil Gallego “Bodegon

Payá Bayarri "Bodegón

Payá Bayarri “Bodegón