EL THANGKA

El Thangka se podría considerar un tapiz ya que es una tela, normalmente de seda, que ha sido pintada y que suele colgarse en los monasterios budistas o en altares familiares.

Etimológicamente, su traducción literal es “pintura realizada sobre una superficie plana. Y su origen es nepalí.

Las primeras que se realizaron están datadas en el siglo XI d.C. y comenzó cuando los budistas las empezaron a utilizar para sus ilustraciones de deidades. Según la historia fue exportada al Tíbet por la princesa nepalí, Bhrikuti, en sus nupcias con el gobernante tibetano Sron Tsan Gampo.

A partir del siglo XIII d. C. los artesanos nepalíes fueron trasladados a la corte China ante la demanda de thangkas de aquel momento. Y es que este tipo de pintura era utilizado por los budistas para realizar sus meditaciones. Además, la facilidad de su traslado de un lugar a otro, ya que se podían enrollar, permitió una proliferación de este arte, considerado uno de los mejores del Tíbet.

Su elaboración es muy es espiritual y nada se deja al azar.

Lo primero que se hace es elegir la tela en la que se va a realizar, ya sea lino, algodón o seda. Después se cosen los bordes de la tela, se sujeta con un marco de madera y se cubre con un pegamento especial que permitirá el alisado de la misma.

Cuando ha pasado un poco de tiempo y el pegamento se ha secado, se inicia el dibujo con carboncillo empezando del centro hacia los lados y se termina pintándolo con un pincel y adornos de seda.

El resultado es asombroso.

Su temática, al estar realizadas por monjes en su mayoría, es puramente budista y como tal debe de seguir unas directrices muy estrictas y tiene que ser elaborada por alguien que haya estudiado, observado y memorizado la temática budista de una manera muy intensa.

Dependiendo de los materiales utilizados y de las técnicas empleadas en su elaboración, los thangkas pueden diferenciarse en:

            Tson-Tang; están pintados con colores y son los más comunes.

            Go-Tang; realizado con apliques.

            Tsem-Thang; son los que están bordados.

            Nagtang; tienen el fondo negro.

            Mar-Tang; tienen el fondo rojo.

Sus medidas pueden ir desde las más pequeñas, de unos 45 y 75 centímetros de alto y ancho, a los más grandes de 18 metros de ancho y 6 de alto.

En Subastas Darley, ahora mismo, tenemos una pieza realmente preciosa de un Thangka tibetano que representa las enseñanzas de Abhidharma, estudios doctrinales de las enseñanzas del Buda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *