Archivo de la etiqueta: Adolf Wölfli

Adolf Wölfli

La enfermedad mental no es enemiga del arte tal y como lo demuestra el prolífico dibujante Adolf Wölfli, máximo exponente del Art Brut o Arte Marginal.

Biografía

Nacido en Berna el 29 de febrero de 1864, tuvo una infancia turbulenta que le produjo unos grandes problemas mentales. Hijo de un padre alcohólico y una lavandera de moral distraída, a los ocho años de edad el estado los separa a él y a su hermano de su madre y comienza su infierno.

Fue víctima de abusos sexuales, estuvo años de orfanato en orfanato, trabajó como peón agrícola, donde fue maltratado en varias ocasiones por sus patrones, e incluso estuvo algún tiempo en el ejército.

Quiso casarse con la hija de un granjero pero su mala posición económica se lo impidió, lo que le marcó de por vida. Tras otras dos relaciones amorosas fallidas, intentó abusar sexualmente de una adolescente de catorce años y de una niña de tan sólo cinco. Pasó por la cárcel unos años y a su salida intentó violar a una niña de tres años lo que provocó su estudio psicológico y la conclusión de sus psicosis.

Por ello fue recluido en el hospital psiquiátrico Waldau, en Berna, en el que pasó el resto de su vida.

Durante un tiempo estuvo en régimen de aislamiento debido a una agresividad incontrolable. En una ocasión le arrancó un trozo de oreja de un mordisco a un interno, rompía su cama y ventana para escapar del hospital, pegaba a todo el personal…Pero un día, alguien, probablemente uno de los doctores que le trataban, le dio un lápiz y comenzó su obsesiva tarea de dibujar. A partir de entonces sólo se dedicaba a rellenar papeles y más papeles con obras imposibles.

Su Obra

Tras años de pintura, el doctor Walter Morgenthaler, se interesó por su obra y le ayudó a darse a conocer fuera de la clínica considerándosele un iconoclasta del art brut. Se trataba de una obra compleja, muy intensa y con imágenes intrincadas que tenían una dimensión musical muy fuerte. De hecho, él las interpretaba con una trompeta de papel.

Él mismo, Adolf Wölfli, escribió un libro sobre su vida de unas 25.000 páginas y más de 1.600 volúmenes que la muerte del artista dejó inconcluso. El doctor Walter Morgenthaler, su máximo seguidor y quien le regalaba las pinturas para colorear, se convirtió en su primer coleccionista e impulsó la creación de un museo en Berna en el que exponer sus obras.

Adolf Wölfli murió de cáncer en el hospital en el que pasó toda su vida en el año 1930 con una obra que abarca más de 25.000 papeles, diseños y dibujos.