Archivo de la etiqueta: Els Quatre Gats

Ramón Casas

Biografía

Ramón Casas y Carbó nació en Barcelona el 5 de enero de 1866 y fue un célebre pintor por sus caricaturas, retratos y pinturas que retrató a la sociedad de Madrid, París y Barcelona. Modernista catalán, también fue diseñador gráfico.

Procedente de una familia acomodada, Ramón Casas dejó sus estudios básicos para aprender arte con Juan Vicens Cots. Con 15 años fundó la revista artística L’Avenç y realizó su primer viaje, como corresponsal de la revista, a París donde estudió con Henri Gervex y Carolus-Duran. Un par de años después realizó sus primeras exposiciones en Barcelona, en concreto en la Sala Parés e incluso expuso su obra Autorretrato vestido de flamenco en París.

Desde entonces, su vida estuvo entre París, Barcelona y Madrid, se curó de una tuberculosis y colaboró con ilustraciones en varios libros. Gracias a sus contactos y sus trabajos, le incluyeron en la Societé d’artistes françaises lo que le permitía participar en exposiciones artísticas.

Su éxito pronto se extendió a otros lugares del mundo como Berlín, Buenos Aires o Chicago donde expuso varias obras suyas.

Para que el mundo artístico del modernismo del momento tuviera un lugar de encuentro, Ramón Casas financió, junto con Miquel Utrillo, Pere Romeu y Rusiñol, el bar Els Quatre Gats que se encontraba en los bajos del edificio del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, la Casa Martí. Durante los siete años que estuvo abierto se realizaron allí numerosas exposiciones temporales, permanentes y tertulias artísticas, en las que participó Pablo Picasso. El mismo Ramón Casas diseñó los carteles del bar, dentro del reciente Art Nouveau. Como diseñador gráfico diseñó varios anuncios para marcas como Anís del Mono o Codorniú.

A partir de 1900, Ramón Casas introdujo la caricatura en su curriculum y se dedicó a realizar varias de la élite madrileña, incluidos pintores como Sorolla. Gracias a ese trabajo se instaló en Barcelona y conoció a su esposa Julia Peraire, veintidós años más joven que él, vendedora de lotería y modelo preferida suya.

Dedicó los años anteriores a la Primera Guerra Mundial a viajar por Europa, recorriendo ciudades como los Países Bajos, Múnich, Viena o Budapest. También estuvo un tiempo en Galicia y Madrid hasta que compró un piso en Barcelona, donde se asentaría definitivamente.

Desgraciadamente y después de tantos éxitos cosechados, Ramón Casas murió habiéndose convertido en una sombra de lo que fue, una figura del pasado. Eso ocurrió el 29 de febrero de 1932 siendo enterrado en el Cementerio de Montjuic de Barcelona.