Archivo de la etiqueta: La Maja Desnuda

Goya

Hoy nuestro blog de Arte lo hemos querido a dedicar a uno de los grandes artistas españoles de todos los tiempos: Francisco de Goya y Lucientes.

Biografía

Nacido en un pequeño pueblo de Zaragoza, Fuendetodos, el 30 de marzo de 1746 de una familia de mediana posición, Goya ha tenido una obra muy prolífica en la que abarcó campos como el dibujo, la pintura o los murales. Su estilo comenzó estando en el Romanticismo, pasó luego a la pintura Contemporánea y acabó siendo uno de los precursores del Vanguardismo. Como hemos dicho, una dilatada carrera artística para uno de los más grandes.

Su Historia

Sus viajes a Italia le hicieron plantearse en varias ocasiones los estilos y métodos de trabajo y los momentos históricos por los que pasó (Guerra de la Independencia, levantamiento del 02 de mayo…) marcaron su temática.

La polémica tampoco le pasó de largo y es que su Maja Desnuda aún hoy sigue dando de qué hablar por la incógnita sobre quien es la misteriosa dama a la que Goya plasmó con sus lienzos y la más estricta intimidad.

Se casó con Josefa Bayeu, la hermana de Francisco Bayeu, una gran ayuda profesional que debido a sus influencias hizo que la vida de Goya fuera mucho más desahogada. Tras la muerte de Josefa, Goya se relación con Leocadia Weiss con la que compartió su vida hasta el final.

Murió en Burdeos, Francia, el 16 de abril del año 1828 de enfermedad a la edad de 82 años y rodeado de su familia. Tras varios cambios, se trasladaron sus restos en 1919 a la ermita de San Antonio de la Florida.

Su obra

Su obra, una buena parte de ella conservada en el Museo del Prado, es muy prolífica, ya que además de la pintura, como hemos dicho antes, también se dedicaba al grabado y a los murales. Uno de sus referentes fue Velázquez a quien tuvo la oportunidad de estudiar de cerca cuando estuvo trabajando en la corte española.

Las más conocidas por el público en general son La Maja Desnuda, El Fusilamiento del tres de mayo, las Pinturas Negras (que pintó en un muro para decorar su casa de campo), La familia de Carlos IV, La carga de los mamelucos o La Maja Vestida, por citar sólo alguno.

Fue nombrado académico de la Academia de San Fernando, Teniente Director de Pintura de la misma y Pintor de Cámara del Rey, lo que le proporcionó una gran estabilidad económica.