Wu Guanzhong

Biografía

Wu Guanzhong nació en Yixing, Jiangsu el 29 de agosto de 1919. Estudió en la Escuela Industrial de Zhejiang ingeniería aunque un año más tarde se pasó a la Academia Nacional de Artes de Hangzhou. Allí estudió pintura bajo las órdenes de Pan Tianshou.

Para ampliar sus conocimientos y conocer de primera mano el arte occidental, viajó a París en 1947 donde se matriculó en la École Nationale Supérieure des Beaux-Arts.

Durante la Revolución Civil fue enviado a un campo de trabajo rural  y se le prohibió enseñar y pintar durante 2 años, ya que su educación occidental y su arte revolucionario no casaban con lo establecido. Para evitar de alguna manera su castigo, destruyó la mayor parte de sus obras aunque no le valió de nada.

A su vuelta a China, Wu Guanzhong fue maestro en la Academia de Arte de Beijing durante 3 años, en los cuales se centró en enseñar a sus alumnos el arte occidental que tanto le gustó. Al finalizar en la Academia se trasladó a la Universidad Tsinghua de Beijing, y luego a la Escuela Normal College de Bellas Artes de Beijing.

Su obra y legado

El legado que ha dejado como artista es inmenso. Sólo para que os hagáis una idea, en el año 2008 donó 133 de sus obras al Museo de Arte de Singapur. Y no sólo su obra es inmensa sino que su arte contiene lo mejor del espíritu de su patria mezclado con la influencia occidental que tanto le marcó y el estilo contemporáneo que hizo de su obra una de las más importantes de su país.

Sus obras están llenas de paz, armonía entre lo antiguo y lo nuevo, con aire fresco. Tal y como él mismo dijo: “El arte tiene el poder de mover y hacer mejores los corazones humanos. La función esencial del arte no es otra que la de mejorar el amor de la gente por la belleza. Todavía ahora muchos de nosotros hemos perdido ese sentido. Algunos buscan la similitud pero el realismo falla tras las apariencias de las cámaras. Por otra parte, las verdaderas pinturas deben tener corazón, sentimientos y expresiones personales. Buscar la originalidad en las formas visuales y en el lenguaje artístico, transmitir con ellas, es difícil y desafía cualquier fórmula. Por eso, desarrollar tu estilo único para expresar tu espíritu es de suprema importancia. Debes profundizar en tu corazón para sacar tu diferencia de los demás y expresarla visualmente.”

Su temática ha sido tan amplia como su imaginación y ganas de pintar. Tiene obras de paisajes, personas, plantas, animales, arquitectura, etc. Fusionó la técnica milenaria de la tinta china con el óleo y fue el primer pintor chino vivo que expuso en el Museo Británico de Londres. También expuso en otras importantes galerías del mundo de Estados Unidos, China o Japón.

Es uno de los pintores chinos más cotizados, habiendo alcanzado obras suyas el valor de 8,4 millones de dólares. Aunque su fin último no era el de vender sus obras sino el de acercar el Arte a todo el mundo. Por ello, donó muchas de sus obras. Las últimas, horas antes de fallecer al Museo de Arte de Hong Kong.

Wu Guanzhong murió el 25 de junio de 2010 a la edad de 90 años tras una interesante y prolífica vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *